Too Cool for Internet Explorer

domingo, 20 de marzo de 2022

Live A Live

Han pasado trece años desde mi última entrada en Otakus en Acción. Ni que decir que en ese tiempo han pasado muchas, muchas cosas. Y la mayoría de ellas se concentran además en los últimos dos años. No obstante, el inesperado anuncio del remake del Live A Live en 2DHD para Nintendo Switch el pasado febrero me ha hecho recordar mi olvidado e inigualable proyecto: mi lista de favoritos incondicionales de RPGs de SNES.

Sin duda, el Live a Live es un juegazo en muchos aspectos, incluyendo muchos experimentos conceptuales. Aunque bebe de los parámetros más clásicos de los Final Fantasy IV y V, incluye una serie de innovaciones que posiblemente lo convierten en el antecesor temático y conceptual de Chrono Trigger. La banda sonora parece ser el primer gran proyecto en solitario de Yoko Shimomura, la compositora que luego se marcaría la cinta del Super Mario RPG, aunque seguramente sea más conocida por el Kingdom Hearts. Ah, y bonus point por inspirar a Toby Fox a componer "Megalovania" a partir del tema para bosses de Live A Live: Megalovania.

No es en absoluto una casualidad que el estilo para el remake del Live A Live siga la misma estética que la del más reciente Octopath Traveler: al iniciar el juego encontramos una pantalla de selección, en la que podremos elegir entre siete diferentes aventuras, cada una de ellas ambientada en una época diferente (prehistoria, china imperial, era Edo, lejano oeste, el presente, un futuro cercano y un futuro lejano). Las historias en un principio no tienen relación entre sí, salvo que en todas ellas el villano final es un personaje cuyo nombre es algún tipo de anagrama de la palabra ODIO (así, en castellano), quien tiene la misma motivación destructora nihilista que se espera de cualquier Incel que considera que la vida le ha tratado peor que al resto. Una vez completadas todas las historias desbloquearemos la octava aventura, un escenario de fantasía medieval clásico, en el que comprobaremos que todas nuestras sospechas sobre la psicología del villano son absolutamente acertadas. 

 

Los siete personajes iniciales de Live A Live, incluyendo a Ipman, que diga, al maestro Ro.

Cada aventura del Live a Live está diseñada por un equipo diferente, lo que le da a cada escenario cualidades únicas y muy interesantes. En la prehistoria nos encontramos un RPG en el que no hay líneas de diálogo. Haciendo gala de gran rigor histórico, la aventura transcurre antes de la aparición del lenguaje verbal, por lo que toda la comunicación se hace a través de las expresiones de los personajes y algunos emojis básicos (haciendo gala de menor rigor histórico, los personajes combaten gran cantidad de dinosaurios y circulan en automóviles de piedra, pero bueno, creo que podemos disculparlo).